Cuando nos enamoramos o simplemente admiramos a alguien, sólo vemos su lado bueno. Los idolatramos de tal forma que creamos una imagen de ellos que no es del todo real. Esta fascinación puede llegar a afectar a la persona admirada. Normalmente se habla de los famosos a los que “se les ha subido la fama a la cabeza” y olvidamos a los que la fama realmente les daña. Aparentan estar bien porque hay gente que sigue sus pasos y quieren “ser como ellos”. No quieren fallarles y, por eso, no se permiten estar mal.

Jesy Nelson, integrante de Little Mix, decidió presentarse en 2011 a The X Factor para cumplir su sueño de ser cantante. Sin embargo, ese sueño fue bastante doloroso. En una entrevista para The Guardian, y en su documental para la BBC, Odd One Out, que se estrenó ayer, se ha abierto y ha confesado que el día que el grupo ganó el programa fue el “peor” de su vida.

Perrie Edwards, Jade Thirlwall, Jesy Nelson y Leigh-Anne Pinnock en ‘The X Factor’

La cantante tenía inseguridades que aumentaron por culpa de los mensajes de la audiencia en redes sociales. No hablaban de cómo había cantado esa noche, sino que criticaban su físico. De hecho, un hater llegó a decir: “Eres la cosa más fea que jamás he visto. No mereces estar en esta girlband, te mereces morir”. Jesy ha confesado que lo único que le importaba era lo que la gente pensaba de ella. Hasta se autobuscaba en Twitter para leer qué se decía de ella. 

Sufrió depresión y problemas alimenticios tras estos acontecimientos, pero se negó a ir a terapia o recibir cualquier tipo de ayuda. De hecho, hacía como que no sucedía nada y daba discursos sobre “tener confianza en sí mismo”. Relata que tenía que fingir ser un tipo de persona que no era, una persona a la que no le importaba lo que el resto pensara de ella. “Ese era el rol que tenía que tener en el grupo, cuando en realidad estaba destrozada y era un desastre por dentro”, dijo para The Guardian. Es irónico. Me recuerda mucho al caso de Demi Lovato, que en 2013 escribió un libro de autoayuda titulado Sé fuerte: 365 días al año, cuando la realidad te decía que estaba rota por dentro.

En noviembre de 2013 llegó el momento más bajo de su vida. Se intentó suicidar. Por suerte, su novio llegó a tiempo y evitó que muriera. Quería acabar con su sufrimiento, con el daño causado por comentarios sobre su peso o su aspecto. Esto me lleva al segundo capítulo de la cuarta temporada de Glee, Britney 2.0, cuando Brittany, una de las animadoras del instituto, se deprime al perderlo todo y su compañero Sam le dice: “Oye, sé lo que tramas. El playback, pegar a Jacob Ben Israel… Lo haces intencionadamente”. A lo que ella contestó con un: “Para hacer una reaparición gloriosa, como Britney [Spears]”. Cuando caes, sólo toca escalar. Y a raíz de eso, Jesy empezó a ir a terapia y a hablar con sus familiares y amigos. Mejoró y dejó de tener en cuenta las críticas. Ahora sí que es feliz. Ya no necesita aparentar.

«Hace 6 meses, esta chica era alguien que solo quería olvidar. Quería borrarla de mi mente y de la memoria de todos los demás. No la veía como Jesy, la veía como ‘la gorda de Little Mix’. Hasta ahora la odiaba, no porque hubiera hecho nada malo, sino porque las cantidades interminables de trolling me hicieron odiarla. Desde que filmé mi documental para @bbcone y @bbcthree, he aprendido mucho más de lo que esperaba. Gracias a todas las personas inspiradoras que he conocido en este viaje emocional, ahora amo a la chica de esta foto. He hecho este documental para la Jesy de 2011 y para cualquiera que se sienta como ella. Me negué a hablar sobre cómo me sentía por tanto tiempo. Estaba avergonzada y asustada. Pero me equivoqué tanto al sentirme así. Por favor, si te sientes como yo, HABLA DE ELLO. Habla con tu familia, habla con tus amigos, siempre hay ayuda disponible.

Si le hubieras dicho a esa chica un día que ya no te sentirías triste, nunca te habría creído… y aquí estoy. Ahora cuando me miro en el espejo, no veo a Jesy la gorda, ¡veo a Jesy la feliz!»

Ser famoso no te excluye de recibir críticas y sufrir acoso. De hecho, te conviertes en una diana fácil. La cuestión es saber cómo lidiar con ello. Jesy, ahora sí que puedes dar discursos de confianza, de quererse a uno mismo, porque ya eres fuerte. Deseo poder llegar a ver Odd One Out algún día y comprender un poco más cómo se sintió y cómo resurgió. 

Fuente: Spain Little Mix (https://spainlittlemix.blogspot.com/2019/09/jesy-toda-su-historia-concierto-espana.html?spref=fb